Home
Número Anterior
Todas Las Ediciones
Entrevistas
Artículos
Semblanzas
Tributos
Reseñas CD-DVD
El Rincón
Congresos de Salsa
Heineken JazzFest
Editoriales
Páginas Hermanas

HerenciaLatina

Copyrigtht©2004
 info@herencialatina.com

 


Entrevista a Chivirico Dávila

 

 

Johnny Pacheco, Chivirico Dávila y Monguito Quian.

 Foto de ©www.descarga.com

 

El cantante aventurero

 

Por ©Rafael Quintero

rafaquinterov@hotmail.com

Colaborador de Herencia Latina

Cali - Colombia.

 

Presentación

 

    

 

Francisco Dávila conocido en el ambiente latino como CHIVIRICO, fue otro  de los legendarios camaleones del Barrio, su historia se remonta en los años cincuenta cuando modestamente hacia  coro con el  maestro del mambo Pérez Prado, el ambiente de la gran metrópoli le da la oportunidad de integrarse a bandas de jóvenes virtuosos que en los años sesenta empezarían a ser reconocidos como los líderes del movimiento salsero: Eugenio Bastar (Kako), Joe Cotto, Tito Puente y especialmente el timbalero y líder Orlando Marín.  Con Orlando Marín, Chivirico se hace reconocer a nivel internacional grabando el álbum clásico "Se te Quemó la Casa", allí ponía de manifiesto su talento y todas las cualidades vocales  que posteriormente lo llevarían a grabar con la Alegre All Stars, la versión suprema de "El Manisero".  Luego participará con esta misma agrupación en el  álbum  "Perdido", allí interpreta Agusese Usted,  y  participa en los coros — junto a Rudy Calzado y Willie Torres —, en los cortes, Bobby: Bajo y Clarinete y Alegre te Invita. Más tarde se destacará en la canción  "Mírame",  una guajira mambo con la Orquesta de Ricardo "Richie" Ray .

Su  voz no podía faltar en las famosas Descargas de la Tico All Stars en el mítico lugar del Villague Gate, en Nueva York, para mediados de 1965. Dichas grabaciones son  producto de Pancho Cristal para el sello TICO y fueron grabadas en vivo.  Chivirico está presente junto a Cheo Feliciano, Santitos Colón y Ramón Sardiñas (Monguito Quian), en efecto, Pancho Cristal escribiría en el Vol 1, lo siguiente: "En la producción de este magnifico disco de larga duración es justo agradecer la gran colaboración de todos los músicos, ingenieros y demás, que hicieron posible poner en disco una noche inolvidable que dio resultado el mejor disco de Descargas jamás producido". 

En la década del 70's, Chivirico Davila sorprende a la comunidad latina con su interpretación sentida del bolero "Así" compuesto en el año 1946, por la compositora cubana María Grever, no sólo por los giros vocales tan bien adaptadas a la sonoridad de una banda caliente del Barrio como era Joey Pastrana, sino también porque a partir de éste olvidado bolero muchos jóvenes de la generación del 70 reintegraban a su repertorio bailable uno de los géneros más encantadores y románticos del Caribe.

Firmado por el sello de Pacheco y Masucci, no obstante de tener el apoyo musical de maestros como Louie Ramírez y Jorge Millet, núnca tuvo la oportunidad bien merecida de ser parte de las "Estrella de Fania", a pesar de ser una figura tan legendaria para la Salsa como el mismo Santitos Colón.

La obra musical de Chivirico en los años setenta se paseo entre el montuno grueso de Markolino Diamond y Frankie Dante, en el álbum  "Bethoven V" (1975), el cual es  una muestra contundente de lo que es "la Salsa aguerrida, honestamente identificada con el espíritu de barrio que sigue insustituible si de Salsa se trata" (C. M. Rendón).  También sin duda alguna, cabe recomendar,  las notas que escribió el critico Xariell Sarabia del portal Anapapaya: "Este disco, es el más importante que haya realizado (Frankie) Dante, donde hace una one - two, con el pianista Markolino Dimond, y un invitado especial, el cantante Chivirico Dávila. En ese disco lo más resaltante es el piano de Markolino Dimond, otro músico rebelde y "extraño" que venía de tocar con Willie Colón, donde además de sus extravagancias impuso una forma de tocar sorpresivamente genial y diferente . . . Aunque el disco es bueno de arriba abajo, hay una pieza que llama la atención por su letrasu compositor no es otro que el maravilloso Tite Curet Alonso Porque adoré. Así mismo empieza el coro y continúa con 'tu cuerpo de carretera, que tiene más curvas que la vuelta de la culebra'.  Con una letra así, y la delicada y sabrosa voz del recordado Chivirico Dávila, más una descarada y maravillosa moña de metales con solos de Rogers y de Soloff."

 

   

Su feliz rencuentro con la Alegre All Stars en el año de 1977, la colaboración con la Fania All Stars en el álbum  Tributo a Tito Rodríguez, grabado en 1976, el segundo aire dado a Joe Cuba, cuando reapareció en el álbum Pirata del Caribe (1979), sus colaboraciones con Pete Rodríguez, Chiguagua Martínez, Marcelino Guerra, Vicentico Valdés, Joe Quijano, la Orquesta Guararé, sus álbumes  en solitario, demostraron lo valioso que fue Chivirico para la música latina. Se destacó tanto en las descargas como en lo romántico.  En todos los estilos Chivirico se "fajaba".

La envidiable trayectoria de Chivirico, exigía desde hace mucho tiempo un grato homenaje. Bajo este criterio Herencia Latina — portal recientemente creado — le rinde tributo en su décimo aniversario de fallecido, y nada más grato presentando una importante entrevista a pocos meses de su muerte, realizada por nuestro colaborador en Cali, Rafael Quintero (Rafa);  además presentamos una corta semblanza de Chivirico Dávila, escrita por nuestro miembro fundador Walter Magaña, donde se recoge aspectos de su vida y de su larga trayectoria musical. (ISC)

Introducción

    Ha sido Chivirico Dávila una de las estrellas escondidas de la salsa. Nacido el 2 de agosto de 1924, en Puerta de Tierra, San Juan, Puerto Rico; producto de la unión de Eustaquio Dávila, un obrero de los muelles y de Juana Rosario, una obrera de la industria tabacalera. Con un ángel estupendo para llegarle al público y también a los mismos músicos. Grandes estrellas de la salsa quisieron tenerlo como su cantante o al menos como coristas, posición en la cual desarrolló una intensa labor. Su estilo original en la interpretación, su sabor para cantar, condición básica para tener éxito en la música salsa, sus condiciones como compositor y hasta sus decires en el juego de la interpretación, lo situaban como un cantante natural situado en el pedestal de los ídolos. Su vida fue más la de un aventurero que la de un cantante y hasta podría aseverarse que fue cantante porque estaba signado por un destino.  Desde niño le gustaba cantar, había nacido tocado por esta bendición y se hizo cantante, pero da la impresión que jamás pretendió ser una estrella del canto. Fue una estrella fugaz porque no se le vio una continuidad y porque también le huyó a los escenarios de la fama, pero su canto ha sido perdurable. Su vida estuvo atravesada por otras ilusiones y pareciera que cuando retornaba a las salas de grabación en calidad de solista, lo hacía por mandato de los demás y como un imperativo económico. Según sus afirmaciones se alejaba de los círculos de la fama porque no obstante vivir en  Nueva York: había mucha droga allá.

   

    Chivirico Dávila cantó con músicos trascendentales en la historia de la salsa y con ellos dejó algunos éxitos. Cantó con Joe Cotto, Mon Rivera, Kako Bastar (1962), Ray Barretto (1967), Willie Rodríguez (1967), Randy Carlos, Sexteto La Playa, Rafael Cortijo,  Richie Ray, Joey Pastrana, Orlando Marín, Louie Ramírez, Joe Cuba, Monguito Santamaría, Joe Quijano, Alegre All Stars, La Puerto Rico All Stars (Featuring Kako, 1963), entre otros, y dejo éxitos como: Mírame,  Here Come Richie Ray, Azúcar y Bongo, con Richie Ray; Así Así con Joe Pastrana, tal vez su más grande éxito; La Casa y Ritmo Bembé con Orlando Marín. Como todo cantante que se respete dentro del movimiento de la salsa, fue especialmente un excelente interprete del bolero.

    A Chivirico Dávila lo conocí en Cali-Colombia cuando vino por segunda y última vez a la ciudad, en compañía de Orlando Marín y su Orquesta. Sorprendía mucho su aspecto, porque no tenía aire de cantante, no correspondía su forma del canto, con su figura, y más parecía un humilde hombre de nuestros campos de la región del mar Pacifico Colombiano.

    En los últimos tiempos no he cantado sino con Orlando Marín, comento en su visita, agrupación a la cual ingreso inicialmente en 1960 ó 61. Él vino a dicha orquesta cuando estaba con Pérez Prado en México y decidió irse. Al respecto comentó el Maestro Orlando Marín: Yo iba a grabar y no tenía cantante y Alberto Santiago de los discos Alegre, me dijo: Mira, ahí llegó Chivirico Dávila que es un buen cantante, entonces yo lo oí a él, me gustó mucho, lo metí a la orquesta y fue fenómeno, nos pusimos a tocar grabamos ese numero y ha sido el disco que ha vendido más de los discos Alegre, en todos los tiempos.

    La entrevista fue realizada en compañía del periodista Umberto Valverde en el Hotel Aristi de la ciudad de Cali - Colombia en 1994. A los pocos meses, el 5 de octubre de 1994, Chivirico murió en la ciudad de Nueva York en donde se había radicado definitivamente  desde hacia 30 años de un fulminante ataque cardíaco.

Entrevista

·        Chivirico, ¿Cuál es su verdadero nombre?

Rafael Dávila Rosario.

·        ¿Nació en Puerto Rico?

Soy Puertorriqueño, mi padre de Loíza y mi mamá de Bayamón

·        Y  ¿De dónde viene el Chivirico?

El Chivirico, viene de un gran cantante que fue amigo mío, Orlando Guerra Cascarita. En la Habana existía una mermelada, que le decían: Chivirico con Pan algo así como aquí los Hot Dog. Y cuando estábamos haciendo una grabación, el productor preguntó por mí: ¿Cómo se llama este? Dije mi nombre y él comento: Bueno, pero todos aquí se llaman Rafitas. En lo primero que yo grabé estaban dos Rafitas: Rafita Martínez y yo Rafita Dávila. Intervino Cascarita y le dijo al Productor: Si este es más popular que un Chivirico en la Habana, pues ponle Chivirico, y así nació el nombre de Chivirico Dávila.

·        ¿Cómo conoció a Cascarita?

A Orlando lo conocí cuando el Escambrón. Había una orquesta, con un señor que cantaba una canción que dice: que sepa tejer, que sepa jugar, tengo que encontrar una linda mujer. Era el único número que cantaba y tenía a Orlando Cascarita comiendo banco. Entonces yo me acerque a él y le dije: Que le pasa a este señor, que no te pone a cantar Chico. Y él me contestó: Sí, no quiere que cante, porque cree que voy a hacerlo mejor que él. Claro que sí, le dije, y ahí empezamos nuestra amistad.

·        Esa amistad entre usted y Cascarita, ¿Se entabló en Cuba o fue en Puerto Rico?

En Puerto Rico, él estaba viviendo allá, estaba contratado por seis meses. No cantaba y quería desbaratar el contrato y aquel señor le decía que no. Lo que sucedía era que el administrador del sitio era un cubano de raza blanca, racista, y nosotros éramos prietos. Si admitía que un trompeta americano, de raza blanca, tuviera una mesa al frente de la orquesta que se presentaba, mientras a Orlando no lo quería en el salón. En una ocasión me dije: yo aquí voy a romper el hielo y se las voy a hacer. La orquesta que se presentaba no tenía más nadie para cantar porque Vitín Avilés se marchó una vez hizo su programa para la televisión, así que yo caí en la banda que él dejó, que era la González Peña y conmigo empezó a meter gente al sitio del Cubano. Una noche cuando ya tenia fuerza para hacerlo, me crecí ante el cubano y le dije: no voy a salir a cantar más si no me colocan una mesa en el frente para sentarme yo, y tuvieron que hacerlo y nos colocamos al frente, se los puse allí, dos negros: Casacarita y yo. Ese fue el día que me botaron, no me volvieron a buscar.

·        ¿Cómo nació su vocación musical?

Nació con una guitarra, cantando en un trío, luego en cuartetos como el Cuarteto Mayarí Me hice popular entre ellos y así me metí a la orquesta de Rafael González Peña, en un programa: Todos los días a medio día, que seguía después de la novela. Cuando comencé, lo hice con una orquesta que se llamaba Rafael Elvira, era una orquesta del Escambron en ese tiempo. Grabé con Miguelito Miranda: Oye ChamaSube y Baja. Grabé con Luisito Benjamín, un gran número que pegó mucho con Damiron y Chapouxo, que lo grabó Beny More también, pero yo lo hice primero que todos ellos, cuyo nombre no me acuerdo en el momento

·        Después ¿Cuál fue tu recorrido?

De Puerto Rico seguí por todas las antillas: San Tomas,  San Croix, todo eso por ahí, hasta Belén de Upará. Eso fue en los años 50. De allí yo me fui para Uruguay, Montevideo, y empecé a trabajar con Laito Castro , una Orquesta Cubana que se había quedado allí.

·        ¿Qué lo llevó a radicarse en Uruguay?

Yo Salí en una goleta desde Puerto Rico con varios músicos, que creíamos éramos Cristóbal Colón, y hasta nos agarró un temporal donde la goleta subía y caía hasta el fondo de la ola, en el momento cuando habíamos iniciado un ensayo por iniciativa de  Carlos Suárez, el pianista, quien había encontrado dentro de la góndola un pianito. De San Thomas, pasamos a Paramaribo, después a Trinidad,  a Cayena, a San Pedro, donde un volcán se comió parte de la localidad y de allí heredó su nombre. Nos bajábamos en todas esas islas a tocar y en ese peregrinar llegue hasta el Uruguay.

·        ¿Estuvo en Argentina?

Si allí estuve con Pérez Prado. Me incorporé a la banda de Pérez Prado en Uruguay y de ahí fuimos a la Argentina, luego fuimos a Chile, de allí pasamos a España, y regresamos de nuevo a Chile, después a Perú y más tarde a Ecuador. En Ecuador yo me quedé.

El bajista Pantaleón Pérez Prado con la actriz francesa Giséle Robert, en Paris 1955.

 

·        ¿Cómo fue su vinculación con Pérez Prado?

Él incorporó un nuevo cantante cuando se salió Beny More, él llevó a Antar Daly a Uruguay. Antar dijo que no iba a cantar más, que se regresaba. Yo estaba en Argentina cuando eso, entonces Pantaleón, el hermano de Pérez Prado me llamó por teléfono y me dijo: Vente para acá, para que arranques con nosotros  pa’ los carnavales,  y ahí empecé con Pérez Prado. Pero Pérez Prado y yo nos conocíamos desde Puerto Rico.

 

Johnny "La Vaca" Rodríguez, padre de Johnny "Dandy" Rodríguez (izquierda), Virgilio Marti (centro) y Antar Dali (derecha), la foto fue tomada en el estudio de Martín Cohen en Hillsdale, New Jersey. Circa 1974.   Foto de ©Martín Cohen.

 

 

·        ¿Grabastes con Pérez Prado?

 

Hice varios temas con él en Argentina, pero nunca salieron esas cosas que hacia él.

·        ¿Por qué se queda en Ecuador?

Yo puse un negocio de plátano y guineo. Eso fue en el año 54 ó 56

·        ¿Cuántos años permaneció en Ecuador?

Yo me quedé casi once años. Ida  y vuelta. Me quedaba dos años en Lima Perú, en Chile. Me contrató una compañía de hoteles y yo cantaba para ellos, aquí y más allá y me fui quedando.

·        ¿Cuándo se encontró con Orlando Marín?

Eso fue en el 60 cuando yo, desde el Perú, caí a Miami y de allí a Nueva York. Estaba Al Santiago con la Casa Alegre, y con ellos estaba Kako. Hice un LP con Kako donde estuvo Pacheco, con quien hice dos LPs. Con Alegre estaba Eddie Palmieri quien me hizo los arreglos de, Mi Vecina y de Ritmo Bembé, que son composiciones mías. Tengo muchas  composiciones. Yo hice para Celia Cruz, por insinuación de Tito Puente, un tema en su homenaje, que titulé: La Guarachera y desde allí la llamaron la Guarachera de Cuba. A la Lupe también le compuse, varios temas: Yo soy la Lupe, La Lupe soy yo, Mambo pa´ti.

Orlando muestra su celebre CD "Se te quemó", donde canta Chivirico Dávila. Foto de Israel Sánchez-Coll

 

·        ¿Después de Orlando Marín qué pasó?

Me fui solo, viaje a Venezuela y regresé otra vez a Ecuador y volví luego a Nueva York.

·        ¿En que momento se vincula con la Orquesta de Richie Ray?

Eso fue en el tiempo cuando yo hacia coros para Tito Puente y otras orquestas. Yo hice los dos primeros álbumes con ellos, dos números de allí son míos también. Yo fui el primero que grabé con Richie Ray y de allí salio cantando Bobby.

La Orquesta de Ricardo Ray.

 

·        ¿Qué tiene de cierto que usted le ayudó un poco a Bobby Cruz a perfeccionar su canto?

Un poco no, mucho, él era desafinado y descuadrado. Entonces cuando vino mi relación con él, yo le dije: "esto es así y así". Fonseca me pagaba a mí, para que yo fuera a Brooklyn donde vivían ellos. Yo les arreglé Señor Embajador que no tenía ni letra y me grabaron números míos que no me acuerdo. De allí salieron los primeros álbumes. Bobby empezó a imitarme: Caina, caina bongó. Ahí fue cuando los encontré allá en Puerto Rico, cuando yo fui con Así, Así. Y les dije: Ahora mi Caina, aquí es: Así mamá (se rie)

Herencia Latina  Herencia Latina

·        Chivirico, pero usted no grabó en el primer Long Play: Arrive Richie Ray, con el cual lanzaron la orquesta. ¿Qué pasó, entonces?

No,  ese álbum es mío

·        Es inexacta su afirmación, tal vez está confundido porque allí no hay una sola canción suya. No olvide que en el año 64 cuando ellos salieron, grabaron tres LPs.

Sí, si, si.

·        Más bien, lo que sí se ha especulado es que a usted se le invitó para que cantara el primer LP, al no ser Bobby, en sus comienzos, exactamente un cantante, sino un bajista. Se ha dicho que usted no lo pudo hacer y entonces tuvo que cantarlo el Bobby. ¿De donde pudo salir todo esto?

Todo es mentira. Ellos quisieron soltarse, hacer lo suyo. Si me llevan yo lo hago ¿Por qué no abría de hacerlo?. Yo trabajaba para Fonseca y  Fonseca fue quien los sacó a ellos,  quién les daba dinero para los gastos. Fonseca se hizo rico con ellos, ellos se ganaron su poquito, pero el que sí ganó dinero allí fue Fonseca.

·        Fue entonces a través del sello Fonseca que  usted tuvo contacto con la Orquesta de Richie Ray.

Sí, Fonseca me llamó y me dijo: Ve allá para que enseñes a esa gente. Todos los días iba para allá. Yo estaba en el mismo Bronx, porque siempre he vivido allí. Me pagaban por cada vista 200 dólares diarios como si estuviera haciendo un baile, dos días a la semana.

·        ¿Tuvo usted presentaciones en público con la orquesta?

No, nunca en público con ellos. Solo fueron esas dos grabaciones que se hicieron, nada más.  Yo no hice más ninguna.

·        ¿En ese momento usted encontraba algo especial en esa orquesta o le parecía una orquesta normal ?

Ya estaba bien, la formaron bien. Estaba Chaparro, Gachito(?) en la trompeta. Estaban bien…. esa orquesta la montaron: bien, bien. Ya estaban fuera.

·        ¿Qué imagen tiene de Richie y de Bobby cuando estaban jóvenes?

Ellos estaban bien en lo que estaban haciendo. Yo no sé por qué se metieron a la religión y cambiaron totalmente. Yo a ellos los ayudé, a su grupo, y ellos quisieron ayudarme a mí, pero fue un fracaso lo que yo tuve con ellos en mi último Long Play, New Concept, que costo $ 65.000 dólares y yo no recibí un centavo. Es el álbum que tengo con tres muchachas adelante. Me pusieron a cantar como un tenor y eso no es lo mío. Todas mis  letras, como: mi novia me tiene como un bacalao, no estuvieron allí. Le metieron una romanza tal como si estuviera en una iglesia, porque hay un fondo musical que cuando lo escucho, ni yo mismo sé lo que estoy haciendo. El error mío fue llamarlos a ellos, pero de esto tiene también la culpa Jerry Masucci, quien me dijo que los encargara a ellos, sin saber que ya estaban bien metidos en la religión.

·        ¿Usted ya había venido a Cali?

A Cali vine con Joe Quijano, me trajo Larry Landa.

·        ¿Qué sensación te dejó Cali?

Un pueblo muy alegre. Yo no esperaba recibir así mi música. Cali es lo más bravo que hay en esto, aquí es donde se hacen las bandas. Todo aquel que viene aquí tiene que cantar salsa de verdad, porque aquí son muy exigentes. Aquí le hacen sentir cosas cómo: ya lo dijiste en el disco… dilo ahora!

·        ¿Llegó a tocar con la Fania?

Con ellos fui a Santo Domingo y a Chicago. Me salí de la compañía cuando el fracaso del disco con Richie Ray.

·        ¿Conoció a Ismael Rivera?  ¿Qué relación tuvo con él?

Ismael me iba a ver en el programa del medio día que yo tenía y me cargaba un de mis nene, el primer hijo mío, a quien él llevaba allá para verme trabajar. Yo llevaba a Ismael a los sitios para que viera a los grupos tocar, yo tenía a Cortijo tocando conmigo bongó, a su hermano, la conga, porque yo tenía un conjunto el cual dejé cuando partí para Suramérica y se quedó con ellos Ismael. Estando yo en Ecuador fue cuando escuché los discos y anunciaban a Ismael Rivera. Y decía: Oye, ¿Este es Ismaelito? Esta gente esta arriba y yo aquí comiendo los plátanos. Ya me estaban picando los pies en Ecuador y la mujer no me dejaba salir, porque yo tengo tres muchachos ecuatorianos, uno de ellos esta en New Jersey y las dos nenas en Guayaquil, a quienes siempre les escribo y les mando algo. 

El icono Joey Pastrana y su Potente Banda. Foto de ©Martin Cohen

 

 

·        Con Joey Pastrana usted encontró la gloria.

Así, Así, ha sido el más grande de mis éxitos. Con ese tema he ganado plata de verdad. En Puerto Rico, mi isla, me he dado muchas satisfacciones, me han esperado las mamis. He cobrado 9,000 dólares por tres días, cuando estaba sonando fuerte, y “empaqueté” a Richie Ray y a Cheo Feliciano, quienes estaban viéndome trabajar. Yo cerré el negocio que había al lado del Cabo Rojeño, donde yo me presentaba, porque todos decidieron verme mejor a mí. Empaqueté a aquellos, tres noches consecutivas. En Ponce, con lluvia llené mi presentación, lo que había eran puras mujeres na’ma. Cuando decía: Ay mama, Ay Mama (se ríe), Ellas morían.

 

 

El autor, Rafael Quintero con el Conjunto Libre en Cali - Colombia.

 

Edición mes de octubre de 2004.

 

 

 DERECHOS RESERVADOS DE AUTOR

HERENCIA   LATINA